¡Que grande Don Carlos!

17 enero, 2016 Otras cosas, Sin categoría

No cabe duda de que la gran prueba invernal es el Dakar, que hace ya muchos años desplazó al Rally de Montecarlo como gran prueba del invierno. A pesar de su traslado a América del Sur, sigue siendo una cita especial, distinta, un gran reto y quizás hoy por hoy el mayor desafío del mundo del motor.

pic_opt

Y que Carlos Sainz (Don Carlos por favor) haya sido uno de sus principales protagonistas es algo digno de mención, de celebración y de reconocimiento. Resultado aparte, el que es grande lo es y lo será siempre.

Allá por la primavera un día me encontré con Daniel Gratacós, un excelente ingeniero que algunas veces ha aparecido en mis crónicas, pues además de estar en la GP2 estuvo un par de años en el DTM. Cuando le pregunté que estaba haciendo me dijo “el Dakar”. Bien, estábamos en abril, la temporada estaba empezando y por tanto el Dakar quedaba muy lejos, así que insistí en la pregunta y él en la respuesta: “el Dakar”.

Para resumir la conversación, me dijo que estaba con Carlos trabajando en el nuevo Peugeot, que Sainz ya les había dicho el año anterior a los franceses que o hacían un coche nuevo o se bajaba del proyecto. Y tras algunas deliberaciones, como muy bien contaba hace poco Javier Rubio en el Confidencial (http://www.elconfidencial.com/deportes/otros-deportes/2016-01-13/carlos-sainz-dakar_1134419/) Peugeot hizo lo que tenía que hacer: creer en lo que decía Carlos Sainz (Don Carlos).

pic_opt-2

Y así empezó a gestarse el Dakar 2016, trabajando duro todo el año, bajando a Marruecos o a los agrestes terrenos zaragozanos para seguir la política de trabajo de los campeones de antaño: probar, probar y probar, trabajar, trabajar y trabajar. Y eso significaba viajar cada semana o cada quince días, de ahí que Dani me dijera que “solo” hacía el Dakar, porque con eso tenía mas que suficiente. Es un sistema de trabajo al estilo antiguo, al de Michael Schumacher, nada de simuladores (o sí, pero sin depender de ellos) ni de limitaciones de test. Las cosas hay que probarlas in situ, en la realidad y en su terreno verdadero para ir encontrando el camino correcto.

Después el resultado no ha sido el que Don Carlos se merecía, que se le va a hacer. La competición está formada por estos dos componentes, el trabajo previo y la competición pura. La carrera no la ganó, pero el reto de convertir un coche inconducible en un coche ganador sí lo consiguió. Y es que Don Carlos Sainz sigue siendo mucho Don Carlos y cualquier reconocimiento se queda corto para el mérito de su trabajo y sobre todo el inmenso mérito de su talento.

16 Comentarios

  • Juanh dice:

    Un grande Don Carlos, pero un grande de verdad.
    Se le notaba en el rostro la gran frustración luego del abandono; es que desarrolló un coche que pasó de “fiasco” a “ganador”, y si bien en los libros de historia quedará que el Dakar 2016 fue ganado por Peterhanssel, el verdadero ganador fue Sainz. Pero por suerte Don Carlos es, como debe ser, tan competitivo, que no se conformará con eso. Así que esperemos verlo de nuevo en 2017, luchando por “su” triunfo.
    Abrazo!

  • Jacobo dice:

    Saludos maese y mis mejores deseos para el nuevo formato.

    Pues sí, lo de Carlos Sainz es digno de la mayor admiración. Un racer que sigue afrontando retos como el Dakar bien entrados los 50; y que encima lo hace como lo ha hecho todo en su vida, metiéndose hasta el fondo; con ese perfeccionismo y capacidad de trabajo que siempre fueron sus señas de identidad. El mismo que ganó 2 mundiales de rallies, un campeonato de España de squash ó bien pudo haber tenido una exitosa carrera deportiva de haber optado por los circuitos, como bien se deduce de su paso por la F-Ford, o de sus test con Toyota en resistencia. Un talento brutal al que acompaña la capacidad de trabajo y la obstinación, a pesar de haberlo ganado ya casi todo. La fortuna no habrá estado de su lado este año, pero a buen seguro volverá a levantarse con más fuerza que nunca. Todos mis respetos para Carlos Sainz, su hijo tiene un buen espejo en el que mirarse.

    • Carlos Castellá dice:

      Creo que Don Carlos es un ejemplo para todos. Lamentablemente este modelo de piloto cada vez se hace mas extraño por las normas actuales de no probar, de pocos test y de fiarlo todo a los ordenadores. En fin, son los tiempos que corren, pero a nosotros siempre nos quedará el haber vivido esta época de grandes campeones.

  • Chueco dice:

    Un Grande del deporte español que no tiene el Príncipe de Asturias (bueno, princesa), igual que Don Ángel Nieto. Y el año que viene volverá a correr con el mismo hambre, el mismo ímpetu… “Y lo sabes”

  • Andres dice:

    Saludos…
    Parece que el Dakar encontro un lugar donde se quedara decadas. Conserva mucho del encanto original, y aun tiene esos detalles unicos, como el piloto que se quedo auxiliando a un compañero a expensas de perder tiempo. Grandes los organizadores al recuperarselo.
    Don Carlos tiene eso que los pilotos tienen. Simplemente no pueden estar quietos y buscan un reto mas, aunque sea la carrera mas peligrosa del mundo, algo que aleja a los conformes y atrae a los verdaderos heroes al volante.
    Si este año no se pudo lograr, quedara la ambicion para lograrlo el proximo, y no dudo que cierto ingeniero ya este trabajando en ello, junto con Don Carlos, que parece rejuvenecer mirando a su hijo.

    • Carlos Castellá dice:

      Ojalá el Dakar se quede allí muchos años, como bien dices parece haber encontrado un sitio muy adecuado, nada menos que todo un continente tan fascinante como parece ser América del Sur. Y además, salvando las distancias, en algunas cosas me recuerda aquellas legendarias carreras englobadas en el nombre de “Turismos de Carretera”. Han pasado muchos años, pero ciertas semejanzas aun se puede encontrar, ¿o no?

  • JOSE ANTONIO DELGADO Tenista dice:

    Me ha ecantado que un Grande, elija a otro Grande, para empezar esta andadura nueva.

    Pues si, una vez más, nos quedamos con la miel en los labios con dos partes bien diferenciadas de Dakar, en la que una ha sido mas light, que la otra (dicho por los propios pilotos).

    Para Carlazos (permitaseme) el Dakar no sera uno mas. Basta ver su cara de desesperacion en el momento de la averia y como abandonaba el Dakar camino de Madrid, desolado, cuando habia puesto su Peugeot en lo mas alto y sabiendo que excepto avería, nadie le bajaba ya del primer lugar.

    Pero, las carreras son asi (maldito dicho), y asi se forja el próximo Dakar también.

    • Carlos Castellá dice:

      Pues en mi caso no me quedo con la miel en los labios. Me da igual que gane o no, esto forma parte de la gracia de las carreras. Yo me quedo con eso, que pase lo que pase, sigue estando ahí, sabiendo muy bien cual su lugar en cualquier circunstancia, ya sea acompañando discretamente a su hijo o ejerciendo de campeón.

  • Triske dice:

    Han convertido un coche inconfundible en ganador, y no va a parar hasta hacer que el coche sea indestructible. Por lo menos tanto como lo fue el VW Tuareg. Ya en el vídeo que rodaron para promocionar la participación en el Dakar quedaba muy claro quien era el jefe, la carrera lo confirmó. Hacia tiempo que no seguía un Dakar con la intensidad que seguí este, y Don Carlos tiene mucha culpa de ello. Un saludo.

  • Cao Wen Toh dice:

    Desde mi admiración por Saínz me gustaría apuntar que Peterhanssel sólo tiene 3 años menos, ha ganado 12 Dakar (6 en motos) y, estando en el mismo equipo pienso que, desde su esfuerzo, experiencia, y pilotaje, algo habrá tenido que decir en el desarrollo y victoria del Peugeot. Se trata de un Raid (no un Rally) donde, aunque se va muy deprisa, no todo es correr; hay que saber conservar la mecánica, las fuerzas, y la cabeza. Y en eso el francés es un maestro que nos deja con la boca abierta año tras año. ¡Bravo Carlos; bravo Stéphane!

  • Teucro dice:

    Saludos Don Carlos (en esta entrada viene que ni pintado).
    Decirte que el traslado, en el aspecto estético ha sido muy satisfactorio -aunque aun esté buscando registrarme/logearme como hacía en el anterior- y en el de contenidos, sobresaliente como siempre.
    Sobre Carlos Sainz senior, me resulta un poco frustrante ver que este piloto no alcanza en trofeos la categoría que tiene como piloto. Y casi siempre por mala suerte, y es que el pobre a veces parece el José Vélez del motor. pero a su edad sigue mostrando la clase y la habilidad que tiene en cuanto a las cuatro ruedas se refiere. No sólo en desarrollo sino en competición también. Y no olvidemos que, en cuanto a desarrollo, también está detrás del VW Polo de WRC. Cuando tantos acuden a el, por algo será.
    Hace ya mucho tiempo publicaste una entrada sobre quien era el mejor piloto español de la historia. Yo sigo pensando que es éste, por todas estas razones, calidad, longevidad, implicación, saber estar. Y por ser el tipo que llegó a poner los rally como portada de los telediarios.

  • Alfredo dice:

    Hola, fantástico blog. Te sigo hace ya tiempo, cuando en las pausas del trabajo buscaba avidamente en internet temas de motor, preferiblemente GTs, Le Mans y F1, aunque desde la vertiente clásica. Las historias noveladas que escribes son auténtica gasolina para el verdadero aficionado, te ruego que consideres plantearlas de nuevo, son geniales. En cuanto al post quisiera aprovechar para mostrar mi desagrado con la prensa deportiva de este país en general, que ignora sistematicamente al pedazo de piloto que es Sainz, y me resulta vergonzoso como se recuerda insistentemente el “trata de arrancarlo” a la menor oportunidad. Como leí el otro día en otro blog de motor, este pais tiene una deuda de gratitud con este piloto, por estar desde el principio de su carrera al más alto nivel (en el que continúa) gracias a tu tesón y su trabajo. Lo recuerdo impreso en las revistas de motor de la época sus entrenos infatigables con aquellos Toyota Celica ST185, cuyo trabajo ingrato de pruebas llevó al coche a otra dimensión, del que se aprovecharían sus rivales en temporadas siguientes… Da la sensación de que su trabajo es fácil y que cualquiera puede llegar a donde está… pero la realidad pone a este pais en su sitio, y campeones como él solo se dan una vez, y más en las circunstancias en que se mueve la competición novel en España. En vez de ridiculizarlo deberían estarle haciendo homenajes. En fin, de nuevo felicitarte por el blog y espero que ese rumor de retirada del campeón para el proximo año no sea cierto y pueda ganar el Dakar de nuevo para dar el broche de oro a su carrera deportiva. Saludos!

    • Carlos Castellá dice:

      Hola Alfredo, gracias por pasarte por aquí. En cuanto a lo que dices poco que añadir. Como le he dicho a Teucro, Carlos es uno de nuestros mas grandes pilotos, hemos tenido la suerte de vivirlo… pues poco mas hay que decir, ¿que mas da un triunfo mas o uno menos? Por supuesto que este país está en deuda con él, pero también con muchos otros que no llegaron tan lejos o que participaron en levantar nuestro automovilismo pero con mucha menos repercusión. Hay tanto homenajes pendientes en nuestra historia que es mejor no pensar en ello.

Publicar un comentario