El monolito dedicado a Bruce

22 abril, 2016 En recuerdo

Para todos los que seguís mis aventuras y reflexiones personales en esta página, no es ninguna sorpresa que hubo cuatro pilotos cuyos accidentes mortales me marcaron de forma especial cuando yo era joven: Bruce McLaren y Jochen Rindt en 1970 y Pedro Rodríguez y Jo Siffert en 1971.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Yo tenía entonces 13 y 14 años y supongo que a esa edad no estaba preparado para el impacto que la muerte de un ídolo podía significar. Quizás nunca estamos preparados para noticias de esta índole, pero cuando se es joven y uno se enfrenta por primera vez a esta clase de noticias, es evidente que el golpe marca casi para siempre.

Por esto ahora, pasados mas de cuarenta años, me siento orgulloso de haber estado en los cuatro lugares en que se produjeron los accidentes: Brands Hatch (Siffert), Norisring (Rodríguez), Monza (Rindt) y Goodwood (McLaren). Por supuesto ninguno de los cuatro escenarios tenía ya nada que ver cuando los visité con lo que fueron entonces, porque el inexorable paso del tiempo va modificando la geografía y los escenarios. Pero haber estado allí es como una reivindicación personal.

En el caso de Bruce McLaren, tengo que explicar que su muerte fue la primera que me impactó de manera especial. Recuerdo (y recordaba entonces) algunas circunstancias del accidente de Jim Clark, pero entonces yo todavía no coleccionaba revistas, empecé en 1970, pocos meses antes de la tragedia de Goodwood, un accidente del que me enteré por el periódico de algún día después (probablemente La Vanguardia).

Ir a Goodwood a buscar el monolito en recuerdo de Bruce al mismo tiempo que fui a Brands Hatch no fue una tarea especialmente difícil. Aprovechando uno de los viajes al DTM pude hacerlo sin demasiados problemas. Goodwood no está muy lejos del aeropuerto de Gatwick, aunque fuera en sentido contrario a mi destino y encontrarlo, pese a sus angostas carreteras, no fue muy difícil, ya lo conté en la entrada dedicada a dicho circuito.

En principio no encontré el monolito así que tuve que preguntar y finalmente me indicaron el lugar donde había el de Bruce y otras placas y recuerdos dedicados mayoritariamente a aviadores, ya que el circuito es también un aeródromo. En otra ocasión hablamos también de la estatua dedicada a Mike Hawthorn y Lofty England, su team manager en Jaguar, que está por allí.

Cuando encontré la lápida me di cuenta de que estaba por fin cerrando un círculo que se abrió hace muchos años. Desde su muerte he sido un confesado seguidor y entusiasta de los McLaren de los años del color naranja, me impresiona cada vez que veo alguno de aquellos coches CAN-AM y no digamos si veo algún McLaren de 1970-71.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAY digo que cerré un círculo porque Bruce McLaren fue mi primer ídolo caído, el primero que me impactó de veras. Pero lo más curioso es que un año después, cuando asistí a mi primer Gran Premio en Montjuic, el primer coche, el primer Fórmula 1 que vieron mis ojos, fue el McLaren color naranja que pilotaba Peter Gethin, el hombre que había entrado en McLaren para sustituir precisamente a Bruce como piloto. Sí, cuando por fin encontré a un propio que se prestó a hacerme la fotografía junto al monolito, supe que cerraba un capítulo de mi propia historia.

Enlaces relacionados:

Circuitos: Goodwood (I)

Circuitos: Goodwood (y II)

Mike Hawthorn & Lofty England

McLaren M8E CAN-AM

18 Comentarios

  • Andres dice:

    Saludos…gracias por compartir la historia…
    Viendo la foto donde estas…Donde esta ubicada el monumento en el circuito? Es el lugar donde fue el accidente?
    Ahora una pregunta aprovechando el tema…hemos visto escuderias fundadas por pilotos ir y venir, pero McLaren y Ferrari -y Williams aunque nunca lo hizo- han sobrevivido a pesar de no estar fisicamente el iniciador del proyecto. Cual es la razon de tener a unos y a otros no?
    Para mi, siempre quedara el recuerdo de aquellos McLaren rojos y blancos, manejados por, quizas, los mejores cuartetos de manos y pies en la historia….quiza los miembros de la 2da foto estarian de acuerdo….

    • Carlos Castellá dice:

      El monolito no está en el lugar del accidente, sino en un jardín dentro del paddock.
      En cuanto a porqué unos equipos sobreviven a sus fundadores y otros no, pues por ley de vida, depende de las circunstancias. Cuando Dennis compró McLaren no podía cambiarle el nombre, cosa que sí hicieron otros como Prost (Ligier). Algunos tuvieron tiempo de preparar su sucesión como Ferrari (FIAT) a otros la muerte les sorprendió pronto y no pudieron hacerlo (Chapman, Lotus).

  • Matias dice:

    Felicidades Carlos, es como una promesa que personalmente uno se hace. Cuento la mía.
    Tengo 24 años , y tenía 3 cuando se fue Ayrton , era muy chico pero me gustaba mas ver carreras que dibujos jeje , pero recuerdo muy bien estar jugando en el piso, y escuchar a mi mama que miraba las noticias por la tele : Falleció Ayrton ! El brasileño ! Y nos quedamos mirando todo lo que ocurría por las noticias y cada detalle que se daba sobre lo ocurrido.
    Quizás debería ir algún día a Imola.
    Gracias por la entrada Carlos, me trajiste recuerdos :-). Saludos desde Argentina

    • Carlos Castellá dice:

      Gracias a ti Matias por estar aquí y por entender el trasfondo del artículo. Ir a Imola desde donde tu estás es muy largo, si algún día lo haces asegurate de aprovechar el viaje para ver mas cosas.

      • Matias dice:

        Por supuesto Carlos para nosotros ya es muy difícil ir a el continente europeo. Por lo que el viaje debe ser de varias semanas para conocer lo que a uno mas le interesa. Y lo mismo a ti, si no es que ya conoces , visitar Argentina. Donde encuentras desde el desierto a la nieve , y desde los 0 metros sobre el nivel del mar hasta los 5000 metros por encima y mas.
        Esperando los próximos artículos 🙂

  • FRANCISCO JAVIER DIAZ GONZALEZ dice:

    Carlos, lo que cuentas del primer fórmula 1 que viste me recordó lo que me pasó a mí. El primer coche de fórmula 1 que vi en directo también se corresponde con la muerte que más me impactó. Elio De Angelis era el piloto que más simpatía me generaba y en mi primer Gran Premio como espectador, Gran Premio de Portugal de 1984, en la sesión de warm up, el primer coche que apareció después de la segunda curva fue el Lotus de Elio. Encabezaba una fila de monoplazas que circulaban muy juntos y dada la sobreexcitación propia del momento, acrecentada por el maravilloso ruido generado por aquellos fórmula 1, he de confesar que hasta que no vi pasar poco después a Mansell con el otro Lotus, no tuve claro que precisamente el primer piloto de Fórmula 1 que había visto había sido Elio De Angelis. Tenía yo entonces 15 años.

    • Carlos Castellá dice:

      Es que aquellos Lotus importaban a cualquiera, incluso a quienes ya estábamos acostumbrados a ver coches de carreras al natural. Y D Angelis, con aquel casco “star wars” aun impresionaba mas. Y Portugal ’84… ¡uf!

  • Eduardo dice:

    Espectacular recuerdo Carlos. Haz dejado una tarea pendiente a los amantes de la F1. Ver lapidas de los iniciadores de este deporte (Clark, Hill, Mclaren, Villeneuve, Senna, entre los que tengo pendientes).

    • Carlos Castellá dice:

      Verás Eduardo, creo que esto es un tema muy personal. No tiene que ser ni una obligación ni una devoción, en relatad yo tardé mucho en aficionarme a esto de la “arqueología” automovilística. Y ni una sola de estas visitas fue ex profeso, sino aprovechando otros viajes. Pero si quieres hacerlo adelante, a veces la aventura que significa llegar hasta el objetivo es muy interesante y divertida, como cuando fui a buscar el punto donde murió ahogado el rey Ludwig II, mas conocido como El Loco. No tenía nada que ver con las carreras, pero encontrar aquello también tuvo su misterio y su gracia.

      • Eduardo dice:

        Soy igualmente apasionado de la F1, la historia, la miusica, y tiene un encanto especial ver desde circuitos históricos, campos de batalla, cementerios y monolitos de conmemoración de caídos. Gracias por los detalles históricos que nos alcanzas a los fanáticos de las competencias. Es tarea pendiente visitar estos sitios.

  • TONI dice:

    Como a la mayoria estoy marcado por ese GP en Imola, un fin de semana horrible para la F1.
    Pero mi monolito especial me recuerda una prueba, el Rallye Costa Brava. Siempre que voy al paseo de Lloret de Mar paso por las manos incrustadas en el suelo de los campeones mundialistas de la prueba (Catalunya-Costa Brava)

  • sardi dice:

    Emotiva entrada maese. Compartiendo una vivencia muy personal de cerrar un círculo.

    Me alegro que lo consiguieras, ya que nos has hecho participe de tus búsquedas arqueológicas durante estos años de seguir tu blog.

  • kalin7up dice:

    …intensa entrada desde luego; encontrarse con uno mismo después de tanto tiempo y con la intensidad de semejantes recuerdos es como un viaje en el tiempo en escala fugaz; después de miles de vivencias y situaciones sólo se cierra un circulo en el lugar, el momento y las circunstancias exactas…; no todos los días pasa algo así y parece como si algo en nuestro interior descansara en paz por fín acompañando al alma de aquéllos que se fueron en el inicio de nuestros recuerdos; gracias por hacernos partícipes; salu2…

  • ronniejps dice:

    En estos tiempos de efímeras leyendas y falsos ídolos es gratificante recordar a aquéllos que hicieron de su pasión su vida. Como indica el nombre que utilizo mis primeros recuerdos de la F1 también están ligados a aquellas trágicas tardes como la de Monza 78 y Ronnie Peterson. Yo ya tenía 17 años y no era el primer accidente que vivía en la F1, aunque sí que se me quedarían grabadaspara siempre aquellas imágenes de James Hunt y Clay Regazzoni (desde entonces sería un gran admirador del piloto suizo) sacando a su compañero y rival sueco de entre las llamas. Aunque quizá el primer accidente mortal que recuerdo fue el de François Cevert, que también me causó muchísima impresión.

Publicar un comentario