Gran Premio de Bélgica, sábado

20 febrero, 2012 Gilles & Didier

A las 13.45h de la tarde del sábado, a sólo quince minutos de la finalización de la segunda sesión de clasificación para el Gran Premio, Gilles Villeneuve estaba en su box absolutamente concentrado para intentar un último y desesperado intento de mejora.

Sabía que tenía muy pocas posibilidades, pero su obcecación por batir a Pironi le impulsó a hacer ese último intento, porque seguía sin digerir lo que había pasado quince días antes y sin comprender que el francés le estaba ganando la batalla psicológica.

Porque por primera vez en toda la temporada (y casi desde que estaban juntos en Ferrari)  Pironi estaba delante suyo. El enorme enfado, la frustración y el deseo de venganza habían ofuscado a Gilles, que vivió un calvario durante aquellos quince días.

Llegó a Zolder en su helicóptero el jueves, acompañado por François Mazet ex hombre fuerte de la petrolera Essex y que trabajaba para el Automóvil Club de Mónaco. En una de sus habituales locuras, Gilles había ascendido hasta 6.000 metros, lo cual empezó a dificultarles la respiración por la falta de oxígeno y el aterrizaje puso los pelos de punta a todos lo que lo vieron, pues pasó rozando los cables del tendido eléctrico. Típico de Gilles, correr riesgos innecesarios.

Gilles entrevistado por un periodista radiofónico. No tengo constancia de quien es el entrevistador.

El jueves almorzó con su viejo amigo Philippe de Laey que le había ayudado a buscar patrocinadores en Canadá en la época de la Fórmula Atlantic y también habló con Christian Tórtora, periodista de Radio Canadá que le había seguido desde los primeros tiempos por Europa. En aquellos años las radios eran importantes, ya que no todo el mundo retransmitía las carreras por TV ni con tanta profusión de horas como ahora y los locutores radiofónicos jugaban un papel fundamental en el panorama informativo. Después Ecclestone se los quitó de encima por el mismo proceso que ahora se hace en España con los de fútbol: pidiéndoles cantidades de dinero abusivas.

Ambos contaron después que Gilles seguía ofuscado por lo ocurrido, que ahora se daba cuenta de que era víctima de una conspiración dentro de Ferrari, que lo de la pancarta no había sido casualidad y que la falta de apoyo de Piccinini y buena parte del equipo, no censurando a Pironi por su comportamiento y ayudándole a ocultarse para que no afrontara los hechos era una evidencia de ello. Por tanto no veía la hora de volver a enfrentarse a él porque según decía a quien quisiera oírle, “¡le puedo batir cuando quiera y donde quiera!”.

El viernes los entrenamientos se habían desarrollado con normalidad. En aquellos años, la segunda hora era válida para la parrilla, es decir, era la primera hora de clasificación. Después el sábado había otra vez una hora, y el mejor tiempo de cada piloto en cualquiera de los dos días era el válido para determinar su posición en parrilla. El viernes Villeneuve había marcado 1’17”507 y Pironi 1’18”796, pero el sábado el francés había bajado a 1’16”501 mientras el canadiense sólo lo había hecho hasta 1’16”616.

A doce minutos del final de la sesión, Gilles estaba una décima por encima del tiempo de Pironi y eso era algo que no podía tolerar.

Estado en que quedó el coche por su lado derecho...

Así que volvió a la pista con unos neumáticos que ya no estaban en su mejor momento, ya que eran los menos gastados de los dos juegos de que disponía cada piloto en cada sesión. Falló en su intento y al pasar delante de los boxes Mauro Forghieri le enseñó la pancarta “in”. El ingeniero sabía que con aquellos neumáticos ya no había nada que hacer, así que no valía la pena seguir. Según su testimonio, Gilles tenía que saberlo también y el gesto de la cabeza del canadiense le dio a entender que había visto y entendido la señal.

Sin embargo, ya fuera por su manera de ser, pilotando siempre al límite, o porque todavía no había decidido bajar el ritmo, siguió gas a fondo por la recta opuesta camino de la curva de Terlamen. En el tramo anterior a la frenada se encontró a Jochen Mass, quien estaba rodando más lento para calentar adecuadamente los neumáticos y el alemán al verle llegar por los retrovisores hizo lo lógico: apartarse y dejar libre la trazada natural.

Pero Gilles tomó la misma decisión y se lanzó por el exterior, encontrándose con el March e impactando contra él. El Ferrari chocó con la rueda posterior del alemán, después golpeó la delantera (tal era la diferencia de velocidad entre ambos coches que se lo “tragó”) salió despedido hacia el exterior, golpeó los raíles y salió lanzado hacia arriba por la súbita pérdida del efecto suelo, iniciando una serie de volteretas demoledoras. En la caída en vertical de morro el impacto fue tan brutal que Gilles perdió el casco, los cinturones inferiores se rompieron y cuando el coche volvió a dar una vuelta completa la fuerza centrífuga lanzó al piloto por los aires. En su dramático vuelo cruzó la pista y fue a caer sobre las redes de protección.

Con la columna vertebral partida y la base del cráneo fracturada, poco se podía hacer por Gilles, que quedó inerte en el suelo. Teo Fabi fue el primero en llegar y al ver que el rostro tomaba un color violáceo intentó hacerle el boca a boca. En menos de treinta y cinco segundos el médico del puesto estaba allí haciéndole un masaje cardíaco desesperado; dos minutos después del accidente, el coche del director de carrera, conducido por Roland de la Bruynseraede, dejaba a Sid Watkins allí y éste le practicó una traqueotomía para que le llegara aire a los pulmones, ya que aunque no daba ninguna señal de vida, aún tenía pulso.

...y por el izquierdo, mucho más destrozado. Al fondo, con las manos en los bolsillos, se distingue a Jochen Mass con el mono de Rothmans.

No fue evacuado de inmediato sino que fue trasladado al hospital del circuito, ya que éste estaba adscrito a un cuartel de la OTAN cercano y por tanto tenía todos los medios necesarios y personal adecuado y entrenado. Una vez su estado quedó estabilizado, se dispuso su trasladado en helicóptero al hospital San Rafael de Lovaina. Con él viajó Watkins, mientras Piccinini y otros miembros del equipo lo hacían en coche.

Mientras tanto, en los boxes y en la sala de prensa reinaba la consternación. John Watson era otro de los pilotos que había bajado del coche al ver el estado en que había quedado el Ferrari y al volver a boxes explicó que Gilles estaba muerto. Didier Pironi también paró al ver el coche, pero regresó rápidamente a su box para encerrarse con el resto del equipo a esperar noticias. Christian Tórtora había narrado todo por radio y recibió la llamada de Seville, el padre de Gilles, para que le tuviera al corriente de la situación, manteniéndose en contacto permanente mientras llegaban todo tipo de noticias confusas, aunque ninguna negaba la evidencia porque las imágenes de televisión no dejaban demasiado espacio para la esperanza.

"La Mascotte", la casa de los Villeneuve en Mónaco.

Ya en el hospital, Piccinini le pidió a Sid que buscara al mejor neuro cirujano del mundo, cosa que no le costó demasiado porque era un amigo suyo, Gilles Bernard, precisamente canadiense. Pudo localizarlo y tras una larga conversación telefónica en la que le expuso la situación clínica, Bernard le confirmó la evidencia de que no había nada que pudieran hacer para salvar a Gilles.

Mientras esto sucedía, Marco llamó a Jody Scheckter para comunicarle el estado de la situación, sin esconderle la gravedad irreversible de las heridas y para decirle que consideraba más adecuado que fuera el sudafricano quien se lo comunicara a su esposa y no él por teléfono. Así que Jody y Pam, su mujer, fueron a ver a Joann, a quien encontraron en la cocina preparando dulces y galletas. Jody había sido operado de una hernia pocos días antes y estaba tomando sedantes, así que cuando Joann se desesperó le dio sus pastillas para calmarla y para que las tuviera a mano si le hacían falta.

François Mazet acudió de inmediato al hospital y tras hablar con Piccinini llamó a Michael Boeri, Presidente del Automóvil Club de Mónaco, para informarle y pedirle su ayuda ya que necesitaban un avión. Boeri, una de las personas más influyentes de Montecarlo, se movió con presteza para que Joann pudiera volar a Bélgica lo antes posible. Jody decidió que dada su convalecencia era mejor que él se quedara, así que fueron Pam y la novia de Bruno Giacomelli, quien también había subido a la villa al enterarse, las que acompañaron a Joann en el avión además del mismo Michael Boeri.

Del aeropuerto de Bruselas a Lovaina fueron trasladados en coche y llegaron al hospital sobre las siete de la tarde. Sid informó a Joann de que la situación era irreversible, que Gilles sólo respiraba con la ayuda de una máquina y que no tenía ninguna posibilidad de reacción. Lo único que ella podía hacer era autorizar la desconexión. Joann, impresionada y bajo los efectos de los sedantes de Jody, se negó, le pidió que le operara, que hiciera lo que fuera, que salvara a Gilles.

Watkins dejó que Joann fuera asumiendo la realidad, cesara el efecto de los sedantes y estuviera plenamente consciente, cosa que el médico adivinó que estaba pasando cuando ambos fueron quedándose paulatinamente en silencio.

Dos horas después de la llegada de su esposa, el hospital de Lovaina emitió un escueto comunicado que simplemente decía: “Gilles Villeneuve ha muerto a las 9.12pm del 8 de Mayo de 1982”.

(Continuará)

64 Comentarios

  • cies dice:

    ¡¡¡Buffff, tantos años despues y aún me emociona!!!. 🙁

    ¿la primera foto es con un mono de la epoca de la Can-Am?

  • Morzo34 dice:

    Mil gracias Carlos por este relato.
    Aunque conocía la historia (no tan a fondo, jeje), no me tocó vivirlo por razones de edad, y aunque soy un enfermo de la F1, nunca había conectado con Gilles, quizás por que al que si me tocó vivir, fué a su hijo Jaques, que nunca fué santo de mi devoción.

    Gracias a tu relato, hoy hay un fan más de Gilles animándole, donde quiera que esté.

    Gracias!!

  • Blu dice:

    Este es mi primer recuerdo lúcido de la F1: El accidente de Gilles, y esa temporada en general.

    Muchísimas gracias por éstos relatos, Carlos. Los leo con avidez.

  • Tremendo relato Carlos, como siempre sensacional. Un saludo.

  • Al (21prods) dice:

    Maese, me parece alucinante cómo consigues trasladarme a una época que no viví y que ignoraba por completo, y sentirla como si hubiese sido expectador de aquello. Si tuviera mucha pasta, te financiaba un libro el que redactaras una novela entera en relación con cualquier historia que tú quisieras sobre F1. Y estoy seguro de que ganaría dinero.

    Dicho esto, a muchos os parecerá una tontería, pero hay algo en esta historia que me lleva a pensar muchas veces en la relación Alonso-Hamilton en McLaren. Lo digo por cómo se desquició Alonso cuando se vio superado por Hamilton, cometiendo errores impropios de él y cómo se dio cuenta (ya en Mónaco, si no antes) de que su poder en McLaren no era nada pese a ser un doble campeón frente a un novato. Afortunadamente, Alonso superó aquel estado de ansiedad y ahora quien lo sufre es otro que se creía muy fuerte en su equipo, Massa.

    La verdad es que me fascina la vertiente psicológica en los enfrentamientos entre pilotos.

    Gracias maese,

    Alfonso

    • Gracias por tus elogios Al, ¡a ver si te toca la lotería!

      El juego psicológico es muy importante, por esto a veces estos análisis tan exagerados del vuelta a vuelta o de los parciales de tal día o tal otro…que si una décima aquí o una centésima allí… podría contar muchas batallitas de este tipo y en todos los campeonatos, no hace falta que sea F.1.

      En cuanto a Alonso, no creo que perdiera la batalla psicológica con Hamilton, antes al contrario, demostró una gran fortaleza mental en momentos tan claves como el de la pole de Hungría. Hacer aquella pole en aquellas condiciones mentales sólo está la alcance de los más fuertes.

      El problema de Massa para mi es físico por más que lo niegue, no psicológico. El aguantó bien a Schumacher y a Raikkonen, y con Alonso ni de lejos. Estoy convencido que las secuelas del accidente de Hungría no han desaparecido del todo.

      • morzo34 dice:

        Estoy de acuerdo contigo Carlos. Si Fernando hubiera perdido la batalla psicológica, no hubiera llegado a donde llegó esa temporada, y Hamilton hubiera ganado su primer titulo, cosa que no ocurrió.

        Gilles debió esparar a la carrera y merendarse a Pironi el Domingo, que es donde mejor sabe, y regalarnos otro video de Youtube, como el de Dijon con René Arnaux. Ojalá!!!

        Gracias una vez más Carlos…. y no nos hagas esperar tanto….. PORDIÓS!!!

      • Al (21prods) dice:

        Eso está hecho, en cuanto me toque la lotería te mando un e-mail 😉

  • Jaime dice:

    Me ha pasado lo mismo que con la muerte de Senna (las veces que he leído el relato y cuando vi la película). A pesar de los años que han pasado y de conocer el final sigue siendo emocionante.

  • Piteich dice:

    Estoy absolutamente impresionado por el relato, y eso que he visto el accidente mil veces. Lo que no sabía es que su muerte definitiva fuera horas más tarde en un hospital. Siempre (no sé por qué) di por hecho que murió en el acto.

    Por cierto, hace años vi en algún video el accidente desde otro punto de vista y no la toma “oficial” en la que por cierto, apenas se ve nada… se adivina el contacto y se ve el coche ya aterrizando mientras que Gilles sale volando. En esta otra toma se veía la pirueta completa en el aire y era conmovedor. ¿A alguien le suena?.

    Carlos, fantástico contenido y relato, como siempre !!!

    • Caramba Piteich, es la primera vez que oigo hablar de una segunda grabación del accidente. Ojalá alguien pueda aportarnos algún enlace.

      En cuanto a la muerte, normalmente siempre se procura evacuar a los heridos para certificar su muerte en un hospital. De no ser así, la mayoría de legislaciones imponen la presencia de un juez para levantar el cadáver y por tanto la paralización de cualquier actividad.

      Esa fue una de las razones del enfrentamiento entre Ecclestone y la familia de Senna, pero esa es otra historia…

    • Gonzalo dice:

      Nunca vi esa segunda toma!
      habra que ver si aparece nuevamente.

  • Piteich dice:

    Pues la “otra” toma del accidente me suena que la vi ya en la era internet. No recuerdo exactamente cómo era pero se veía toda la escena completa. He buscado montones de veces en youtube pero la única imagen que encuentro es la “oficial”.

    Precisamente iba a comentar lo de Senna y llegas tú y lo sacas a colación. Dices que “esa es otra historia” pero lo cierto es que estaría bien que nos aclararas en la medida de lo posible lo que pasó alrededor del accidente y muerte de Ayrton referente a Ecclestone, familia y demás.

  • Jorge Garcia dice:

    Gran entrada Carlos, a pesar de ya conocer el desenlace, tus palabras no dejaron de impresionarme, especialmente cuando relatas el detalle de que perdió el casco durante el accidente (lo desconocia, en el video nunca lo aprecié).

    Seguro en la siguiente entrada nos dirás todo lo acontecido durante el domingo de carrera, de la cual sólo se que ganó John Watson… tal fue lo de Gilles, que a casi 30 años de aquel Gran Premio, poco se dice de la carrera.

  • Andres dice:

    Me acuerdo de ese sábado como si fuera hoy… y pensar que en pocos meses van a haber transcurrido treinta años. Gilles encarnó lo que muchos fanáticos de Ferrari queremos, el piloto que va a fondo siempre, exprimiéndole todo a su máquina. El equipo que tuvo la Rossa en 1978 fue el ideal. Con el Lole puliendo y sacándole toda la punta posible a la máquina (tal como lo hizo siempre) y Gilles siempre cruzado de borde a borde. Muy buena entrada Carlos

  • RoadRunner dice:

    Pues nada Maese aquí nos tiene de nuevo ávidos de leer el siguiente episodio……….es una lastima que la prematura muerte de Gilles nos privara de saber si hubiese llegado a ser Campeón del Mundo………………….dudo mucho que lo lograra con Ferrari dado el cariz que estaban tomando los acontecimientos pero tal vez con otra escuderia o con la suya propia caso de haberla creado

    Un saludo

  • Álvaro dice:

    Buenas tardes Carlos.

    Este es mi primer mensaje en este blog. Recuerdo perfectamente ese sábado. El año anterior, con 11 años me habían llevado a ver mi primer gran premio al Jarama. Recuedo el viaje Barcelona – Madrid por carretera (año 1981 en un Lancia Beta…). Ganó un tal Gilles. 6 pilotos en un segundo. Aluciné con el ruido. Al haber ganado, lo tomé como ídolo. Después del accidente, recuerdo haber llorado, al igual que con Ricardo Paletti aquel mismo año. Después sucedió el accidente del propio Didier (no se si me estoy avanzando…) Así que decidí “pasarme” a los rallys.

    Al año siguiente me llevaron al Rally Costa Brava, donde un finlandés en un 911 de coche 0 (después de abandonar) iba haciendo mejores tiempos que los participantes. El piloto, Henri Toivonen. También lo adopté como ídolo

    Después del Rally de Córcega, me “pasé” de nuevo a la fórmula 1. Tuve la suerte de que me llevaran a ver el Gran Premio de Mónaco, y tuve a escasos 5 metros a Ayrton Senna…

    Vista mi relación con los ídolos, he decidido no tener ninguno más.

    Siempre “culpé” a Pironi del accidente de Gilles, per leído lo que he leído, lo voy “perdonando”.

    Estuve hace un par de años a Maranello. Comiendo en el restaurante Cavallino, me fijé que en la pared tenían un casco de GIlles. Les pedí hacerme una foto con él, y lo conseguí. Hablar con gente de allí de Gilles es un auténtico placer. Es su ídolo. Ni Schumacher, ni Alonso ni ningún otro. El único que se acerca un poco es Jean Alesi.

    Mechas gracias por tus relatos. Un auténtico placer.

  • Gonzalo dice:

    Que relato Carlos.A pesar de haber pasado tanto tiempo uno se pone muy triste y con rabia de saber que esto se pudo evitar. Que terco pudo haber sido Gilles.. Estaba realmente poseido para que querer bajar el tiempo con esas llantas gastadas. Que le costaba esperar a la carrera? Como alguien dijo por ahi se lo comia vivo (a no ser que la conspiracion ya estaba en marcha real y le hubieran dado un coche “tocado”).
    Si hubiera seguido vivo se imagina los siguientes duelos? Mas aun, se imaginan los duelos que hubieran llegado en el 84 y el 85 “Ayrton vs Giles”. Quien sabe por aquel malestar se hubiera ido a McLaren y Prost se hubiera quedado en Renault y Prost a Ferrari.. Que pena realmente.
    Aquel accidente lo vi en el noticiero ese mismo dia. Al dia siguiente vi la carrera comenzada tampoco tuve tanto interes como siempre. Mas aun cuando Lole estaba fuera de circulacion y Gilles sufria tamano accidente.

    La fuerza mental de Alonso es superior a la de muchos diria yo. La mas fuerte de la parrilla actual.
    Gran entrada Carlos, como siempre te las ingenias para dejarnos con ganas.
    Yo estoy de acuerdo que podrias hacer libros de tus vivencias en la F1. Es una obligacion (creo yo) que los periodistas cuenten todos los tinglados e historias ocultas dentro del gran circo que el publico fanatico de la F1 merece saber.
    Gracias por darte el tiempo de contarnos tan increibles historias.
    Pues me quede con las ganas de el enfrentamiento entre la familia de Senna y Ecleston y seria bueno que hables de Lole.. Pese no haber sido alguien superhiperarchi rapido merecio un mundial para el. Como se desarrollo ese campeonado 82 ese anio era calzado para Lole..

    espero el miercoles!

  • cies dice:

    Acabo de leer un comentario que se lamenta de que la muerte de Gilles nos privó de verle batirse con Senna.
    La muerte de Senna nos privó de un duelo antológico con Schumacher.

    ¿Quizá el 2º vino a cubrir el hueco que dejó el 1º en los corazones de los aficionados?

    Fuera de filias y fobias ambos eran apreciados por su arrojo en pista, en mi opinion no ha habido otro piloto que cubra ese hueco en el corazón de los aficionados de una forma tan generalizada y no creo que sea porque su muerte en pista les haya mitificado, ambos eran ya igualmente apreciados en vida.

    • Gonzalo dice:

      Bueno, si Senna hubiera vivido hasta hoy hubiera ganado al menos 6 titulos y quien sabe Schumacher nunca hubiera ido a Ferrari.. Pero si hubiera sido fantastico ese duelo.
      Sin apasionamientos, creo que Senna hubiera batido a Gilles. Pero hubiera sido fascinante verlos frente a frente ya que lo mas cercano a Senna en rapidez y atrevimiento fue Gilles.
      Como cuenta en este capitulo Carlos, el problema de Gilles es que se nublaba. Como hacer esa vuelta adicional por nada!
      Que desperdicio realmente

      • Muy dificil esto que exponéis, porque personalmente creo que siempre hay un líder que sustituye al siguiente y sólo en contadas ocasiones coinciden como Senna y Prost. Pero Schumacher era el heredero natural de Senna, como él lo fue de Prost, este de Lauda y así sucesivamente.

      • cies dice:

        Maese,
        sí pero yo no me refería a heredero en cuanto a ganador de campeonatos sino en cuanto al corazon de los aficionados y desde Gilles y Senna noto un vacío, no ha habido otro que haya sido tan querido como estos dos.
        Al menos es mi sensacion ¿cual es la tuya?

        • Tema dificil de contestar en pocas líneas. Fíjate que estás hablando de dos pilotos que se mataron, y por tanto entraron en la categoría de mitos, de intocables. Como ya expliqué en la entrada “mensajes de dolor” de la Indy, parece que la muerte mitifica y hace olvidar las cosas negativas (los defectos humanos al fin y al cabo).

          Por mucho que haya quien se empeñe en lo contrario, Senna no era tan querido ni tan ídolo cuando estaba vivo. Ni John Lennon o Elvis Presley.

      • cies dice:

        Discrepo pero mis argumentos no son medibles, son solo sensaciones no datos.

        Un contraejemplo:
        quizá el unico que por su caracter en pista podría ganarse el corazon de los aficionados como Gilles y Senna lo hicieron sería Hamilton, pero la caga en que su personalidad no tiene el carisma suficiente, quizá porque llegó a la F1 demasiado joven y demasiado protegido.

      • Gonzalo dice:

        Yo si creo firmemente que Senna era un super idolo cuando estaba vivo y mas aun cuando trataba de combatir contra los Williams en el 92 y 93. Si tuviera que poner porcentajes entre el amor y odio diria que el 75% lo amaba y el 25 lo odiaba.
        No es que el 75% odiaba a Prost, sino que el frances no tuvo el gran “angel” que tenia Senna con los apasionados seguidores de la F1.

        Esto no quiere decir que Senna fue un angelito. Fue arrollador en casi todos los sentidos y algunas veces si fue mas alla del limite en cuanto a los acuerdos del equipo.
        Aun asi yo le pasado todo porque era un estrella sobrenatural. No porque haya muerto sino por lo que le vi hacer en las pistas..

      • ivan dice:

        Digamos que en las dos temporadas completas en las que se enfrentaron Senna y Schumacher se dio como resultado que en 1992 Schumacher quedo por delante y en 1993 fue Senna quien lo hizo – todo ello tras sumar el carioca 20 pts en las dos ultimas citas y 0 pts el aleman-…1994 todos sabemos como acabo y ese año decir que Senna que en dos carreras ya iba abajo por 20 pts estaba en un estado de animo de mucha presion.

  • ivan alperi lopez dice:

    Decir que en 1981 Pironi solo clasifico delante de Gilles en:
    Belgica
    G.Bretaña
    Alemania
    Paises Bajos
    Italia
    pero lo mas curioso es que desde G.Bretaña (9 Prueba) hasta Italia (13 prueba) Pironi hubiera logrado cinco consecutivas sobre Gilles de no ser por el Gp de Austria.

    • Si, ya se que el cómputo (bueno, acabo de contarlo) fue de 14 a 6, pero globalmente siempre dio la sensación de que Villeneuve era más rápido, lo cual, tal como digo en uno de los primeros capítulos, no es necesariamente una garantía de éxito.

  • ivan dice:

    Estupendo serial.

  • Douglas dice:

    Realmente fantastico los relatos Carlos. Bueno, lo de Senna estaré atento para cuando salga. Saludos.

  • Rofial dice:

    Muy interesante esta serie de artículos (como siempre, vaya).

    Aprovecho para preguntar: Lo del uso de los monos de otros equipos como pueda ser el caso de Jochen Mass o Stefan Bellof en sus tiempos en Tyrrell (ya que ambos usaban el de Rothmans Porsche) ¿era alguna claúsula de contrato al fichar con el equipo Porsche de fabrica?

    Ya para acabar me gustaria preguntantarte si tienes pensando algún artículo acerca de aquellos equipos que peleaban por clasificarse en el GP como eran Andrea Moda, Life, Coloni, Lola, etc.. o que no llegaron a nacer como Bravo F1, DAMS…
    Puestos a sugerir también creo que seria interesante un tema sobre los ultimos años del DTM-ITC de mediados de los 90.

    Muchas gracias por tu tiempo.

    • Hola Rodial, gracias por las sugerencias, pero lo temas los trato según van saliendo o hay algo que los justifica (fotos sobre todo).

      En cuanto a los monos, espera a una de las fotos de mañana y quizás te aclarará algo el tema, al menos en el caso de Mass.

      En el de Bellof, ahora así al pronto no lo recuerdo puntualmente, pero como quiero hacer una entrada sobre el alemán ya miraré a ver si tengo algún dato.

  • eduardo dice:

    Hola, jaja aguanté como un niño estas semanas para leer todo de un tirón, pero aún no acabo la reseña. Bueno a continuar leyendo. Muy bueno.
    Saludos

  • ivan dice:

    Bueno…Bellof tal vez hubiera ganado aquella carrera en Monaco pero igualmente le hubiera sido retirada, pues a Tyrrell les fueron retirados todos los puntos de ese año -añadian bolas de plomo en los depositos de agua en repostajes a final de carrera para dar el peso minimo-

  • ivan dice:

    En Monza 79 Villeneuve fue un caballero pero hay que recordar que su sacrificio aseguraba el campeonato de pilotos y constructores para Ferrari en Monza y ante 200.000 tifossis.Aun asi,normal que tres años despues se sintiera traicionado….
    – Gilles, necesito su ayuda para ganar este campeonato.
    .- Cuente conmigo, señor Ferrari.
    .- Necesito que ayude a Scheckter; no podemos perder puntos peleando entre nosotros,si los dos terminan la carrera de Monza él lo hará por delante de usted, si ello es posible.
    .- No hay problema, se hará como usted desee.

    Pero para mi, Pironi, Reutemann -su equipo le “impidio” que ganara el campeonato en plena pre-Malvinas- y Arnoux- su desobediencia le costo el puesto a final de año- son “grandes” de este deporte , pues forman parte de esa terna de pilotos ambiciosos que no se arrugan ante nada.Peterson y Villeneuve -espectaculo puro-tuvieron una oportunidad y se mataron sin ser campeones…

    • Más o menos de acuerdo en todo lo que escribes.

      • ivan dice:

        Como bien sabes -ya has tratado hasta ese tema- de nada valio el sacrificio de Salo en favor de Irvine pues este finalmente perdio ese mundial , asi que yo soy de los que pienso que las oportunidades cuando se presentan hay que cogerlas .Bien ..seguro que .le hubiera caido una gorda pero su palmares contaria una victoria., por lo que nisiquiera Ferrari le tendria que buscarle acomodo ya que su cache con una victoria hubiera aumentado.Salo sademas sabia que sus posibilidades en Ferrari eran nulas en cuanto volviera Schuey.
        Como la F1 no se trata de que gane tu piloto favorito , tambien dire que Massa en Alemania 2010 deberia haber desobedecido y dire por que …tras su accidente de 2009 era quien mas necesitaba de esa victoria – era fundamental para volver a sentirse “piloto”- ,al no hacerlo ha entrado en una dinamica que es incluso perjudicial para Ferrari, pues ya no le vale ni para n#2…Mi razonamiento se basa en que para el Gp de Alemania 2010- habia logrado tres podios en 11 carreras y desde esa fecha hasta ahora solo otros dos, pero en esta ocasion en 27 Gps disputados.Por contra, 16 de los 20 podios de Alonso con Ferrarri son desde esa fecha. Vamos que cuando mas podios logra Alonso , Massa peor lo hace , desde luego que ya no es ni su sombra -tras el accidente- pero aun menos desde Alemania 2010.
        Otro caso del que hable fue el de Arnoux desbedecio si ,y le costo el puesto pero de
        Renault salio en direccion Ferrari asi que poco perdio.
        Siempre he detestado las ordenes de equipo aunque entiendo perfectamente Monza
        79,de todos modos siempre me han parecido peores las de dejarse adelantar que las
        de no adelantes y ahora dejandonos de “colores” ¿que preferimos como aficionados carreras como Monza 79 o carreras como S.Marino 82?
        Menudo rollo he soltado …
        Saludos

        • Caramba Iván, interesantísimo razonamiento el de los podiums desde Alemania 2010. Realmente acertado, no se me había ocurrido y no he visto a nadie que reflexionara sobre eso. Todo un dato a tener en cuenta, la guerra psicológica… o la propia derrota mental, que eso también ocurre.

  • Cheno dice:

    Qué gran entrada Maese; por edad todo aquello me pillo tomando biberones…..
    Aun estoy acongojado con como describes el accidente!
    Que grande y que trágica es la historia de este deporte! Por eso se me hace tan larga la espera entre temporadas. Relatos como estos te hacen la espera mucho más llevadera.
    Bonito tributo para un gran piloto!

  • Gonzalo dice:

    Carlos

    ya que estamos hablando de desobedientes. Aqui esta el mas bueno desobediente de todos.
    Las 2 de arriba las saque de internet (bueno, todas las saque de internet), las 4 de abajo de abajo son de la revista El Grafico de Argentina que era muy seguida en todo Latinoamerica.
    Espero lo puedan ver y les guste.
    Que lindos eran los Williams de esa epoca.

    http://www.facebook.com/media/set/?set=a.476318007051.263427.698307051&type=3&l=cba0983052

Publicar un comentario