La vida sigue

22 febrero, 2012 Gilles & Didier

El Gran Premio de Bélgica y el circuito de Zolder habían sido el escenario de una tragedia que se había llevado al piloto más querido en aquellos momentos, el hombre que parecía indestructible, el piloto que desafiaba los límites en ocasiones hasta más allá de lo razonable. Pero como ocurre siempre en Fórmula 1, a pesar de la magnitud de la tragedia el gran premio continuó.

Una vez despejada la pista se abrió el pit lane para los ocho minutos que faltaban, aunque muy pocos pilotos salieron a rodar y nadie lo hizo buscando un tiempo. En el box de Ferrari reinaba la desolación y cuando se confirmaron las malas noticias, Pironi llamó a Maranello para decirle a Enzo Ferrari que estaba destrozado y que no se sentía con ánimos de correr el domingo. El Commendatore, destrozado él también, comprendió el estado de sus hombres y ordenó el regreso a casa. En el camión viajaban también los restos del chasis 126 C2/58.

El domingo por la mañana todas las portadas de los periódicos y de las noticias estaban copadas por la muerte de Gilles y alguien pidió guardar un minuto de silencio antes de la salida, pero los pilotos se negaron porque estaban bajo una fuerte presión y no era necesario aumentarla. René Arnoux estaba anonadado, pues tras su duelo de Dijon se había hecho muy amigo de Gilles y Eddie Cheever sufrió una salida de pista en el warm up porque estaba desconcentrado.

Jochen Mass (foto de apertura) causante involuntario del accidente y días después exculpado de toda responsabilidad, le dijo a John McDonald, su patrón, que no quería correr, pero este le obligó a hacerlo e incluso se encargó de recoger firmas para que le dejaran salir ya que Mass y Baldi eran los dos primeros reservas. Los Ferrari no estaban, pero tampoco habían declarado “fortait”, por tanto era obligatorio respetar sus huecos en la parrilla salvo acuerdo en contra, que es lo que consiguió McDonald ante la irritación de su piloto. Muy a su pesar Mass corrió el que era su 100º gran premio.

Supongo que esto está en el circuito de Zolder, en el punto en que quedó Gilles, aunque no tengo certeza de ello (foto encontrada en Internet).

Rosberg lideró por primera vez un gran premio y dominó buena parte del mismo, pero consumió sus neumáticos de forma excesiva y John Watson acabó superándole a pocas vueltas del final. Lauda fue tercero, pero fue excluido por no dar el peso mínimo. Hubo muy pocas celebraciones y por la tarde todo el mundo se marchó lo antes posible. Por la noche el paddock quedó desierto, sólo el helicóptero de Gilles seguía allí, a la espera de que alguien se hiciera cargo de él.

Joann volvió la misma noche del sábado a Mónaco, quería estar con sus hijos y ser ella quien les diera la noticia. Mélainne se acostó abrazada a un retrato de su padre y el lunes unos amigos llegaron desde Canadá para hacerse cargo de ellos y llevárselos con sus abuelos. Pierre Trudeau, Primer Ministro de Canadá, dio instrucciones para repatriar el cadáver y el ejército canadiense hizo volar un jumbo militar que tenían en el aeropuerto de la OTAN que hay en Frankfurt hasta Bruselas para recogerlo. En ese mismo jumbo viajó también Joann.

La capilla ardiente fue instalada en Berthierville y visitada por medio millón de personas según las estimaciones. Todo Canadá quería rendir tributo a su héroe, cuyo féretro estaba envuelto con una bandera a cuadros, su tapa abierta (recuerdo haber visto esa foto en una revista del corazón de la época) con el casco y los guantes que llevaba en el momento del accidente a los pies del mismo. A las ceremonias fúnebres sólo asistieron dos pilotos: uno ya retirado, Jody Scheckter, quien además se responsabilizó de ayudar a la familia en todo cuanto pudo y sólo uno de sus compañeros de parrilla, Jacques Laffite, piloto de Ligier.

En Maranello todo el mundo estaba moralmente destrozado, pero no había demasiado tiempo para lamentaciones. Forghieri se reunió con Harvey Postlewhite, responsable del chasis, para estudiar lo que había ocurrido y tras un detallado análisis pudieron comprobar que los bujes de los cinturones se habían desprendido del chasis porque el sistema de anclaje había cedido.

La última bandera a cuadros de Gilles.

Se fueron al centro de investigación de FIAT para hacer pruebas comparativas entre un chasis y piezas sueltas de fibra de carbono, el mismo material con el que estaban hechos lo McLaren de Watson y Lauda. Durante dichas pruebas pudieron constatar que la rigidez de ambos era muy similar, pero que el de carbono absorbía mucho mejor la energía. La muerte de Gilles sirvió para convencer aún más a Forghieri que la fibra era el futuro, por eso habían fichado a Harvey, pero no habían podido fabricar los chasis porque aún no tenían lo autoclaves en funcionamiento. El primer paso fue reforzar la zona del habitáculo del 126 C2 con fibra de carbono.

El siguiente Gran Premio fue el de Mónaco, que tuvo una enorme carga emotiva, similar a la que se viviría doce años más tarde con la muerte de Senna, pero no fue nada comparado con la de ir a correr a Canadá apenas un mes después, ya que el recuerdo de Gilles estaba por todas partes. En el hospitality de Ferrari Pironi estaba con Piccinini cuando se cruzó con Christian Tórtora y éste le acusó de asesino. Didier pasó de largo sin responder a tan grave acusación. Tras conseguir la pole, fue preguntado en la rueda de prensa sobre Villeneuve y contestó que de haber estado allí sin duda la pole la habría conseguido él y que su ausencia era un gran pérdida para el automovilismo. Al terminar su respuesta alguien del grupo de periodistas comentó en voz alta que de no ser por él, probablemente Gilles sí que estaría allí.

Aunque parece ser que Didier no oyó ese comentario, era consciente de que mucha gente le acusaba, sino de la muerte, si de la enorme tensión que había acumulado Gilles antes de ir a Zolder y que para muchos pudo ser la causa indirecta del accidente. Didier intentaba blindarse moralmente contra esto, porque el choque había sido una fatalidad, un error de pilotaje o de comprensión con Mass,  él no había tenido nada que ver, Gilles siempre arriesgaba en todo y para todo y no podían culparle ni a él ni a lo que había pasado en Imola, pero la carga psicológica estaba siendo muy dura de llevar.

Pero además en Canadá Didier fue de nuevo protagonista involuntario de otra tragedia, ya que su coche se quedó clavado en la parrilla y Riccardo Paletti, un piloto neo debutante, se estrelló contra él, probablemente porque el italiano iba más pendiente del cuentavueltas que de mirar hacia delante, ya que su ingeniero le había hecho especial hincapié en controlar las rpm antes de cada cambio de velocidades en la salida. En el impacto el piloto quedó muy malherido pero todavía estaba vivo según constató Sid Watkins al llegar hasta él. Cuando los médicos trataban de auxiliarle, el depósito de gasolina del Osella explotó generando un enorme incendio que fue extinguido con prontitud y que no afectó al piloto ya que el equipamiento ignífugo hizo su labor, pero sí deformó el chasis, lo que provocó que costara mucho más extraerlo del mismo. Unos minutos dramáticos que le costaron la vida a Riccardo y que volvieron a poner de luto una Fórmula 1 a la que muchos cuestionaban. En apenas un mes dos pilotos habían perdido la vida, por causas muy distintas, pero ambos a bordo de un monoplaza.

Riccardo Patrese (Brabham-Cosworth) y Eliseo Salazar (ATS-Cosworth) en el Gran Premio de Canadá.

De regreso a Europa tras el periplo americano de Detroit y Montreal, Pironi convenció a Enzo Ferrari para que fichara a Patrick Tambay, al menos hasta final de temporada para que le ayudara a ganar el título y fue el propio Didier quien llamó a su compatriota para ofrecerle el puesto. Patrick le pidió veinticuatro horas para deshacerse del contrato que le ligaba con su equipo CAN-AM, pero sobre todo para tener tiempo de llamar a Joann, con quien había hablado al día siguiente del accidente y a Gastón Parent, mánager de Gilles, para consultarles. Tambay era amigo de los Villeneuve incluso antes de que llegaran a Europa, le había advertido a Gilles de que Pironi tenía un punto egoísta y que en ocasiones no podía controlar sus celos y le resultó paradójico que fuera el propio Didier quien le ofreciera el volante. No pudo encontrar a Joann pero Gastón le dijo que ya que alguien tenía que ocupar el puesto de Villeneuve, le parecía perfecto que fuera él.

79 Comentarios

  • Gonzalo dice:

    Que tragico mes.. Lo de Paletti (se puede ver en el video: http://www.youtube.com/watch?v=9C4H0QC-dSs ) no parece que lo hayan apagado rapido. Quede impactado por ese accidente. No sabia que seguia vivo luego de apagar el fuego.
    Definitivamente Pironi estuvo en medio de los 2 accidentes de alguna u otra manera afecto el curso de la vida de Gilles y Paletti. Que no fue su culpa seguro que no, pero que el fue la causa de los accidentes? Indirectamente si.
    Que bonito coche era el Brabham..
    Realmente, cuando he estado en Montreal se nota que Gilles esta muy presente en la mente de todos los “quebequanos”..
    Que triste y dramatica historia Carlos.. muy emocionante..

  • Gonzalo dice:

    Ya llevo 2 poles!

  • Jorge Garcia dice:

    Llegado a este punto de la historia, procedo a compartir lo siguiente:

    “Uno de los más simpáticos. Uno de mis primeros amigos en el automovilismo. Era tan honrado y puro que perdió la vida por ello. La gente no sabe qué ocurrió en las semanas antes de su accidente, y por qué pasó. Empezó justo antes de Imola, luego vino Imola, pero todo tenía relación. No se mató. Le mataron. Era muy ardiente. No estoy seguro de si habría sido campeón del mundo, pero la suya era la clase de personalidad que nos gusta en F1 y se echa tanto de menos”.

    Respuesta de Alain Prost a Murray Walker cuando en una entrevista le preguntó sobre Gilles Villeneuve. Tomado de la revista F1 Racing No. 28 edición española, junio de 2001.

  • A mi esto me parece una barbaridad, una exageración y dudo mucho que Alain dijera una cosa así, sobre todo porque Pironi era amigo suyo (como ya se verá).

    De todas formas coincide mucho con mi relato: todo nace antes de Imola, era poco probable que pudiera ser campeón, y el plural define que hubo algo más que un adelantamiento imprevisto desu compañero de equipo.

    Por cierto Jorge, ¿junio de 2001?

    • Valentí Fradera dice:

      Sí, la entrevista de Murray Walker a Alain Prost apareció en el número de junio de 2001. En la versión original, las palabras de Prost fueron: “He did not kill himself. He was killed by people”. Creo que la intención de Alain era decir que fueron las circunstancias del pique con Didier que se arrastraba desde Imola las que le llevaron a arriesgar más de la cuenta en Zolder. Seguramente si hubiera contestado en su lengua materna habría utilizado una expresión no tan contundente para reflejarlo.

      • Ah perdón! F1 Racing! me había confundido. Gracias por la aclaración, seguramente lo leí en su día pero ya no me acordaba. Sigo pensando que es una expresión muy fuerte, y como bien dices seguramente en francés lo habría dicho de manera más suave.

      • Jorge Garcia dice:

        He ahí la aclaración. Y como dicen, yo sólo hice “Copy & Paste”. 😉

      • David dice:

        En primer lugar buenísimo saga, junto a la anterior entrada que aunque no comenté sí que leí (y disfruté encantado, como siempre) 😉
        Por otra parte me sigue pareciendo una aberración que se culpara (y se culpe) a Didier de un trágico suceso como aquel, máxime cuando no era la primera vez que Gilles era “imprudente” o iba al límite. Tenía su parte de culpa de aquella situación de tensión, pero todos los pilotos crearon tensión y no sólo los Senna-Prost, Lauda-Prost, Nigel-Nelson, Jones-Reutemann… En la parrilla había muchos otros que se jugaban el puesto intentando ser más rápidos que el compañero e incluso se hacían “jugarretas” los unos a los otros. Recuerdo que hace poco, precisamente en un nº de F1 Racing, Berger (menudo elemento!) contó que llegó a mentir a su equipo diciendo que estaba siendo mucho más rápido que Alesi (cuando no era cierto) para que ordenaran al de Avignon dejarse adelantar… al fin y al cabo ha habido tantas cosas que desconocemos que no sería justo descontextualizar a Didier como se hizo entonces y debido a aquella injusticia queda el infausto recuerdo en nuestros días. Hay una prueba irrefutable de que, a pesar del tiempo, Didier se sentía culpable (no de su muerte porque no tenía motivos) pero quizá sí de haber traicionado a un compañero, aunque como seguramente Carlos lo mencionarás al final, me lo guardo. 😉

  • cies dice:

    ¡Sois mas rapidos que Gilles!, aun no son las 9 de la mañana y ya hay 9 comentarios, ¡sí que tiene audiencia la saga esta!.

  • Carles dice:

    Leo algunas cosas de aqui y es como se diria coloquialmente “para flipar”.
    Antes de nada, me gustaria comentar algunas cosas y empezando por una pregunta:

    Se supone que compararon la fibra de carbono con el material usado en el 126/C2, o sea aluminio. No soy un entendido en estas lides, pero y por eso pregunto, no és en la rigidez principalmente en donde toma ventaja el carbono con respecto al aluminio?, y al revés con la capacidad de absorción de un impacto?, o sease, el aluminio, absorbe mejor la energia del impacto al deformarse, y no asi la fibra de carbono?.

    No hace muchos años Tortora aún se jactaba de haberle gritado a Pironi en Mónaco lo de asesino, aunque viendo los comentarios y razonamientos primitivos por parte de los participantes (algunos) de este blog, creo se podria hacer un bonito coro con Tortora.

    Didier Pironi, fué a hablar con el padre de Gilles Villeneuve para hablar de todo lo transcurrido con Gilles y el.

    En cuanto al accidente de Ricardo Paletti, quizás estuviese aún vivo, pero estaba ya casi muerto de necesidad, al haber penetrado la barra de direccion practicamente en su torax debido a la deformacion de su monoplaza en el impacto y también por ello no pudieron sacarlo de allí ni antes ni durante el incendio.

    También resulta que era celoso Pironi?, vaya por Dios, este hombre era el demonio, y viva la equanimidad!. No me gusta hablar mal de nadie , pero visto lo visto, hablé una vez del excelente libro de Donaldson. Allí escribe, describe, muy bien, hasta que punto Villeneuve era celoso hasta casi la enfermedad en ocasiones, pero bueno, sigamos al Poli bueno y Poli malo, por otra parte es lo que se pide aqui,sangre y la cabeza del culpable, huelga decir el nombre.
    La historia, en todas sus ramas, nace en el momento que transcurre y se va creando a medida que se reconstruye y se van sabiendo, investigando y descubriendo mas datos, sobre ella o un hecho en concreto, como el que nos ocupa.
    De nada o poco vale, explicarla tal cual sucedió hace 30 años, ya que multiples detalles y declaraciones han ido apareciendo a lo largo de esos años, algunos no para clarificar quizás del todo lo sucedido, pero si para tener una nueva versión de los hechos y así poder cambiar sensiblemente la historia misma y comprender mejor que ocurrió.

    Hablé hace ya unos dias hable sobre el pacto, sobre quien iba en cabeza (Villeneuve) y tenia que ganar, así como su error de pilotaje dos vueltas después de coger el liderato y la perdida de su privilegiada posición por esa salida en manos de su compañero y amigo Pironi, así como sus problemas de consumo para llegar a meta.Estos dos hechos, en especial el primero, no se hablaron ni tuvieron en cuenta si surgian en la segunda parte de la carrera.. Es de este modo que cada piloto lo vio de un color distino, uno lo vio negro, el otro blanco y ambos a su manera podían tener razón y ese fué lo que desencadenó lo demás. Esto lo explicaba Marco Piccinini cuando se celebraba el 20 aniversario de los acontecimientos y tiene toda su lógica viendo la carrera.

    • Una de las mejores cosas de este blog es el respeto que siempre ha habido entre los participantes.
      Como te he dicho en otras respuestas, respeto tu derecho a disentir de lo que aquí se escribe y se comenta, así que te ruego encarecidamente que mantengas ese respeto hacia los demás.
      Tus aportaciones son muy interesantes, no hace faltas que las estropees con descalificaciones o calificativos innecesarios, porque entre otras cosas le hacen perder valor a tus consideraciones.

  • Carles dice:

    También 20 años después, Gaton Parent aquejado de una cruel enfermedad (moriría un año después, un 6 de mayo, dos dias solo antes del 23 aniversario de la muerte de Gilles) , quizás por motivos de conciencia sabiendo que le quedaban pocos años de vida, declaraba que el accidente de Gilles Villeneuve fué solo culpa de la Ferrari.

    Gilles Villeneuve, se mató al bloquearsele el acelerador a fondo. De ahí lo inexplicable para muchos de su trayectoria errónea en el accidente.

    Además, el motivo por el que salió despedido del Ferrari en su fatal accidente en Zolder, fué de nuevo debido a un error de los mecánicos de Ferrari, ya que se olvidaron instalar una placa debajo el asiento para reforzar a tal fin los anclajes de los cinturones arneses.

    Viendo todo este percal, “Il Ingegniere” Ferrari, llegó a un acuerdo con Joanne Villeneuve para silenciar lo sucedido. Todos estos documentos confidenciales los firmó Gaston Parent el buen y fiel manager de Gilles.

    Joanne Villeneuve y familia, aun hoy permiten que se le cargue el muerto y núnca mejor dicho a una persona, y ademas, digais lo que digais gran amigo de Gilles Villenueve. I no tan solo Pironi, Mass, tardó años en recuperarse de aquel suceso.

    Aqui lo dejo.

    Un saludo

  • imprezaSTI dice:

    Entretenida versión, reconstrucción, visión, o como queramos decirle de la historia.
    Queria hacer algun comentario sobre la vehemencia de Carles, pero creo que la gran mayoria de los que pasamos por aqui entendemos perfectamente la última respuesta del Sr. Castella.
    Una vez más gracias por facilitarnos este entretenimiento.

  • Rofial dice:

    Vale, ya veo que el patrocinador del March de Jochen Mass era Rothmans, de ahi lo del mono de la firma tabaquera que preguntaba en la entrada anterior.

    Muchas gracias por la aclaración 🙂

  • Confitero dice:

    Felicidades Carlos. Te sigo desde la primera entrada pero no había asomado hasta ahora.
    Una triste historia contada magníficamente.
    Gracias.

    p.s. Me adhiero a tu anterior respuesta a Carles.

  • Si con la anterior entrada me dejaste los pelos de punta, con esta más, geniales entradas Carlos! He visto lo del accidente de Paletti y es tener mala suerte, encontrarse con Pironi y que, tras un rato, se incendie el coche. Y bueno, lo del minichorro del “bombero” es para hacérselo mirar.

    Por cierto Carlos, ¿sabes algo de eso que dicen que van a dar el DTM en Mediaset España?
    Un saludo!

    • Si pero a pesar de todo fue bastante rápido en comparación con otros.

      Y en cuanto al DTM no se porqué ha salido esta noticia, porque hasta donde yo se (y es bastante) eso no es cierto.

      • Mazur dice:

        Con respecto a lo del minichorro del extintor ( que bueno, jejeje) diré que se trataba seguramente de un extintor de agua con quizá algún tipo de retardante, ineficaz para fuegos de clase B ( líquidos inflamables) y que debido a la presión sale a chorro. Lo ideal sería en forma de agua pulverizada o neblina, pero en esa época es lo que había ( ahora difícilmente se encuentran extintores de agua). También se ve un pequeño extintor de CO2 ( supongo que del conductor del médico) que se agota rápidamente. Este agente extintor es el que se usa hoy en día para apagar los fuegos de los F1 actuales, ya que los de polvo ( que también se ven en el video después) provocan daños a los componentes electrónicos ( y ya sabemos que ahora estos coches son todo electrónica). El “problema” del CO2 es su corto radio de acción, puesto que al ser un gas, se disipa rápidamente en el aire y, aunque salga a una temperatura de -73ºC del extintor, el sistema que hace que se extinga el fuego es por sofocación, desplazando el O2 asfixiando el fuego; al estar al aire libre, en cuanto deja de haber una aportación de CO2 se corre el riesgo de autoignición al ocupar otra vez el aire el volumen de gas desplazado por el CO2. Ese fuego en concreto, el de Paletti, no se hubiera podido controlar sólo con CO2 y agua, y con los de polvo tampoco es fácil hacerlo. Por ello creo que la actuacción de los equipos de extinción fue muy buena, ya que apagar un fuego de gasolina de 200 litros en poco más de 1 minuto y 20 segundos con esos medios no es nada fácil.

      • Supuestamente en Más que coches lo dijo Gonzalo Serrano (algo así como que se vería en exclusiva el DTM en Telecinco).
        Mazur, gran aclaración, yo de extintores, cero xD

      • Muchas gracias Mazur por la explicación de los extintores.

    • Mazur dice:

      Gracias a vosotros por los comentarios. Sobre extintores y otros métodos de extinción tengo que saber un poco, que soy bombero voluntario y si no lo se, luego mi jefe de parque me canea, jeje

  • Jaime dice:

    “Conozco” a Tortora porque en un DVD de la colección “La Gran Aventura de la F1” hacen referencia a él como gran amigo de Gilles y sobre cómo vivió el debut de Jacques en F1. La verdad es que en el episodio del 82 él y muchos como se suele decir “se pasaron 3 pueblos”. Lo que ocurrió fue una desgraciada sucesión de acontecimientos. Los únicos responsables de la muerte de Gilles fueron Gilles y la fatalidad. Siempre he oído que era extremadamente sensible y en cierto modo ingenuo o “puro”, en la línea con la definición de Prost que escribió Jorge García. Vaya, que él no lo hubiera hecho. Posiblemente por eso lo que pasó le afectó hasta un punto en que se no se encontraba en el estado anímico necesario para participar en una carrera de coches. No supo digerir lo ocurrido, dejó que la situación le superase, le desbordase. Y en esas condiciones es fácil caer en la precipitación y el error.

    Me parece salvaje culpar de esa manera a un hombre que en un determinado momento pudo dejarse vencer por la ambición y tener un comportamiento desleal. Pero nada más. El problema estuvo en cómo encajó Villeneuve la traición, la conspiración, pérdida de peso en el equipo o lo que hubiese. En fin, fuese como fuese bastante cruel fue el destino con Pironi, que posiblemente quedó marcado y además acabó viviendo una experiencia muy similar a la de Gilles, como nos contará Carlos.

    A Carles decirle que lo cierto es que la versión que yo siempre oí es la que Carlos nos está desarrollando. Si realmente tiene un conocimiento tan profundo y alternativo de la historia pues lo comparte y se comenta, pero con tranquilidad, porque con esas formas no va a conseguir que se le valore más, sino al contrario.

    Saludos.

  • Juan Quijano dice:

    Carlos, en medio de unas más que merecidas alabanzas por tu excelente serie, voy a ser la mosca cojonera que busca el pequeñísimo lado crítico para que, si aún fuera posible, la serie mejorara aún más.

    Básicamente es que en los artículos no encuentro el mensaje final que quieres compartir con los lectores. Al principio pensé que trataba sobre los tejemanejes de la todo poderosa Ferrari, despúes sobre los tejemanejes del genio de Gilles, despúes pensé que se trataba una semblanza de su personalidad previo a sus luchas en los circuitos y justo antes de leer de su muerte pensé que volviamos a los tejemanejes de Ferrari y Pironi contra Gilles. Pero parece que al final es un homenaje a este excelente piloto… pero aún no lo tengo claro ya que se mezcla con más mensajes.

    Por supuesto ya quisiera yo poder escribir algún dia como lo haces tu, pero quisiera comparar esta serie con la anterior del espionaje de McLaren a Ferrari para que, a mi humilde parecer, comprobar que aquella fue solida en el hilo narrativo y en el mensaje a compartir. Casi tanto como peca esta de abarcar mucho y apretar poco.

    Espero que, al menos, te haya causado curiosidad y no te sientas ofendido por mi crítica. Y que sepas que disfruto muchísimo con, prácticamente, todos tus artículos.

    • En absoluto Juan, acepto de muy buen grado tu crítica. Pero ya dije en el preámbulo que no esperarais otra novela de espías, que esta era sólo el relato detallado de unos hechos que sucedieron, más o menos tal como sucedieron.
      Y la verdad, no lo escribí como homenaje, simplemente como una historia que ocurrió así. Lamento haberte decepcionado, pero gracias por tu sinceridad, ya esperaba que alguien escribiera esto y estoy sorprendido de que haya tardado tanto.

  • Piteich dice:

    La verdad es que creo que la popular frase “entre todos la mataron y ella sola se murió” va que ni pintada en esta historia y con esto no estoy echando la culpa ni a Pironi, Mass ni nadie en concreto pero está claro que las circunstancias siempre influyen en todo cuanto nos pasa. Aún así, la muerte de Gilles no deja de ser una fatalidad como ya se ha dicho porque se dan un cúmulo de circunstancias desgracidas una tras otra.

    Por otro lado y respecto a lo que comenta Carlos de haber visto fotos de la capilla ardiente en revistas del corazón de la época, pues yo encontré este video hace un par de días. A partir del minuto 8.13 se ve la capilla ardiente y debo reconocer que me quedé muy impactado al ver las imágenes.

  • cies dice:

    ¿es posible saber si esa version que dá Carles está contrastada?

  • Engine dice:

    La única persona responsable de la muerte de Gilles fue el mismo Gilles, un piloto tiene que estar preparado para la presión, interna y externa, si Gilles no puedo contener esa presion, es como piloto no era completo, rápido, veloz, agresivo, pero mentalmente no capacitado para la presión cuando te ponen las cosas difíciles. Saludos.

  • Carles dice:

    En lo que respecta al tema del accidente, aquí hay informacion al respecto.Subrayar que no es una página francesa sinó canadiense:
    http://www.canoe.com/archives/sports/nouvelles/2007/05/20070508-094707.html

    En lo que respecta a la carrera, el articulo que quizás mejor resume, breve pero explicitaménte lo ocurrido es el número de febrero dse 2002 de la inglesa revista Motorsport, en dónde el periodista Mark Hughes junto a las declaraciones de Marco Piccinini, e indirectamente de René Arnoux (confirma que sí tuvo lugar la reunión de los 4 pilotos en el motorhome de Pironi y el pacto entre ellos de empezar la carrera de verdad, pasado el ecuador de la misma) explican el motivo del malentendido.

    Un saludo

  • eduardo dice:

    Bueno como siempre, es muy distinto vivir el hecho y contarlo o recordarlo luego. Nunca lo vemos igual porque el tiempo deforma la historia. Generalmente, quienes mueren tragicamente, son más grandes cada día, Tanto Presley como Gardel, cada día cantan mejor. Tanto Giles como Senna, son más rápidos cada día. Asi lo fue y así lo será.
    Mi impresión de siempre, es que Giles a partir de Imola, como Alonso a partir del Indianaplois 2007, u otros ejemplos, se dedicaron a correr contra el árbol del compañero de equipo, en lugar de correr en el bosque del campeonato. No es censurable, porque cada uno es como és, pero la calentura te lleva. Yo siempre digo que es muy dificil ser Niki Lauda durante 90 minutos sobre un coche de carreras y pensar a largo plazo. Un campeonato es la suma de 18 Domingos. El podía hacerlo, pero muchos otros no lo lograron. Y tampoco lo lograron sus entornos, que en estas cosas juegan un papel muy importante. En aquéllas épocas los entornos no existían como ahora, ya que viajaban casi solos, y hasta compartían medico muchos de ellos.
    Nunca le eche la cupa a Pironi, no creo tuviera ninguna responsabilidad.
    Muy buena la nota como siempre.
    un saludo

    • Muy bueno lo que dices sobre Presley o Gardel, es una buena definición de la mitificación de quienes mueren tragicamente.
      Yo tampoco creo que Pironi tuviera ninguna responsabilidad, pero no se porqué razón siempre buscamos un culpable, quizás la necesidad de encontrar alguien sobre quien verter nuestra rabia.

    • Gonzalo dice:

      Pironi no tuvo la culpa, pero sus acciones fueron las causas de las 2 muertes. Sin querer claro.
      Habiendo dicho esto; el adelantarle en la ultima vuelta fue un acto de cobardia. Debio de revelarse desde el saque o decir que no queria pactos..

  • Al (21prods) dice:

    La vida sigue…

    Caray, mucho he aprendido con todas estas entradas. Eso sí, pobre Pironi, no puedo dejar de sentir lástima por él. Su compañero y rival, al que no me atrevo a decir si traicionó o no, convertido en héroe y leyenda, y tener que aguantar las medias afirmaciones de muchos de que dos muertes fueron causadas por él, aunque no sea el responsable directo de ninguna de ellas. ¿Pironi se recuperó de esto?

    Un abrazo y gracias,

    Alfonso

    PD. Me muero de ganas de que empiece la nueva temporada de F1 y resto de competiciones del motor, y por otra parte ya voy a echar de menos el parón invernal para leer estos seriales tuyos que me tienen entusiasmado.

  • David dice:

    En primer lugar buenísimo saga, junto a la anterior entrada que aunque no comenté sí que leí (y disfruté encantado, como siempre) 😉
    Por otra parte me sigue pareciendo una aberración que se culpara (y se culpe) a Didier de un trágico suceso como aquel, máxime cuando no era la primera vez que Gilles era “imprudente” o iba al límite. Tenía su parte de culpa de aquella situación de tensión, pero todos los pilotos crearon tensión y no sólo los Senna-Prost, Lauda-Prost, Nigel-Nelson, Jones-Reutemann… En la parrilla había muchos otros que se jugaban el puesto intentando ser más rápidos que el compañero e incluso se hacían “jugarretas” los unos a los otros. Recuerdo que hace poco, precisamente en un nº de F1 Racing, Berger (menudo elemento!) contó que llegó a mentir a su equipo diciendo que estaba siendo mucho más rápido que Alesi (cuando no era cierto) para que ordenaran al de Avignon dejarse adelantar… al fin y al cabo ha habido tantas cosas que desconocemos que no sería justo descontextualizar a Didier como se hizo entonces y debido a aquella injusticia queda el infausto recuerdo en nuestros días. Hay una prueba irrefutable de que, a pesar del tiempo, Didier se sentía culpable (no de su muerte porque no tenía motivos) pero quizá sí de haber traicionado a un compañero, aunque como seguramente Carlos lo mencionarás al final, me lo guardo. 😉

    • Gracias David, supongo que ya se a que te refieres, y efectivamente sale más adelante.

      Respecto a lo de Berger y los demás pilotos, en cierta ocasión Antonio Rodríguez, ex copiloto de Pep Bassas y Team Manager de SEAT, me comentó, hablando de cuando dos pilotos de un mismo equipo ruedan juntos, que “el que va detrás siempre cree que podría ir más rápido si estuviera delante”. Una gran verdad.

  • David dice:

    Como se ha dicho (yo no me atreví a comentarlo porque no me acordaba bien) pero yo también leí lo de Parent sobre el acelerador bloqueado, confirmado por cierto muchísimos años después. Al parecer el “mandamás” de la Scuderia le dio una millonada a la mujer de Gilles y la culpa del accidente fue única y exclusivamente de Ferrari (incluido el tema de las sujecciones). Sin embargo todo esto de Mass y Didier les vino muy bien como cortina de humo.
    P.D. Mi comentario anterior se ha repetido, lo siento mucho Carlos porque no era mi intención hacerlo doble… si es que soy un trasto !!!

  • David dice:

    P.D. 2 (amplío):
    Hasta donde yo sé que es muy poco, Villeneuve tuvo ese accidente porque se le bloqueo el cable del acelerador, de ahí lo del “acelerador pegado”. Parent hizo firmar varios documentos en los que la familia Villeneuve renunciaba a su derecho de emprender acciones legales contra el equipo mientras que como compensación se les ingresaba una cantidad de dinero indeterminada (pero seguro que cuantiosa). Ha habido muchos accidentes que si se supiera la verdad… en fin, que no recuerdo dónde lo leí pero sí que se dijo esto amén de otras teorías y tal vez Carlos puedas aportar luz sobre el tema.
    SALUDOS!

    • No tengo ninguna confirmación y sólo ahora que lo mencionáis vosotros me viene eso del acelerador a la memoria. Pero en una época en que no había telemetría y que el coche quedó como quedó, se me hace difícil pensar que pudieran saberlo a ciencia cierta.

      Lo de los pactos a posteriori e indemnizaciones para evitar juicios es relativamente normal.

  • morzo34 dice:

    Aquí os dejo un anuncio que rodó el bueno de Gilles para American Express. No tiene mucha calidad (más bien poca), pero me ha hecho ilusión verlo y compartirlo con vosotros.

    Esperando la entrada de mañana como agua de Mayo.

    Gracias otra vez, Carlos.

  • Y a todos en general, perdonad que haya tardado en contestar, pero es que estaba en el Circuit viendo los test. A ver si puedo montar la entrada de mañana, menos mal que el texto ya está escrito…

    • ImprezaSTI dice:

      Ni se te ocurra dejarnos sin entrada mañana!!!!.
      Yo estube el martes en el circuit con los “peques” por aquello de irles “metiendo” la afición en el cuerpo, ja ja ja

  • ivan dice:

    Estoy espectante ante un lujo de serial …y tambien ante lo que aportan algunos .Como nunca existen verdades absolutas esta bien leer las dos versiones y sacarse uno sus propias conclusiones.
    Es como la muerte de Senna pero al reves- fallo mecanico contra error humano- en ambos casos existen las dos versiones ,aunque solo una sea la mas conocida.
    Gracias a todos.

  • Carles dice:

    Carlos, Como no te veo muy convencido aún, baste recordar dos años antes, cuando en otro terrible accidente en Hockenheim Patrick Depailler, se mataba en unas pruebas pruebas a bordo de su Alfa Romeo 179. Se culpó al piloto y no sé cuantas excusas baratas más. A pesar del lamentable estado en que quedó el coche, y después de un laborioso exámen del Alfa, se llegó a la conclusión que el accidente habia sido por culpa de la rotura de un brazo de la suspensión posterior del Alfa. Carlo Chiti y compañia se callaron como unos bellacos.
    No se si esto tambien lo sabias y no te acordabas…, pero no por falta de telemetría no se podia saber al menos en estos dos casos, las causas del accidente.

    Un saludo

  • Antrax dice:

    Off-topic:

    ¿el DTM en TDP? Maese, ¿sabes algo? Tenga la sensación de que si. ¿Contaran con Toni y contigo para retransmitirlo como cuando la NASCAR?

  • Machaquito dice:

    Hay una frase que suele repetir Carlos Castellá que me gusta mucho. “No pretendo convencer a nadie”.
    —————————-
    Carlos, viendo la polémica, comprendo que te de pánico elaborar una serie sobre Senna 🙂
    ¿Te oiremos en TDP con el DTM?

  • cies dice:

    Por lo que leo, parece que se confirma lo del fallo del acelerador.

  • ivan dice:

    En Senna-Prost soy un experto ,seguro que hay sere yo la oveja negra ja, ja, ja.

  • Oscar Bracamontes dice:

    Me fui a ver el link que nos pone Gonzalo, redime a Pironni un tanto, la narracion del accidente es de Jackie Stewart ( 99% seguro ) y en imagen y voz se aprecia a Pironni con mono rojo y casco al principio y sin el despues, acercarse de inmediato al coche de Paletti, de hecho es la primera persona que llega y retira escombro(s), permite el acceso de otros oficiales y cuando el fuego inicia, se nota su presencia nuevamente , primero por la parte de atras y luego hacia adelante y como con desesperacion sujeta a uno de los oficiales con extinguidor para dirigirlo mejor. Su accionar y presencia revela algo que quiza no creiamos que el fuera capaz en una zona de alto riesgo ( quiza de los ultimos heroes que se metian al fuego para salvar a un colega ).
    Ni hablar que su proceder en el asunto de Villenueve que nos compete tiene o tuvo sus tintes de traicion, poca caballerosidad, etc. y llevados e extremos fuera de pista.
    Bueno si se trata de ser juez, pues aqui me pusieron una variante que me dejo muy impresionado.

    • Pironi no tuvo nada que ver. Su coche se quedó clavado (eso ocurría a menudo en aquellos años) y Paletti no lo vio.
      Y aquí nadie es juez, es una historia y cada uno aporta sus opiniones, experiencias y conocimientos y así todos aprendemos de todos.

      • Oscar Bracamontes dice:

        Bueno, yo mas bien quise referirme a lo sucedido inmediatamente despues del impacto, donde Pironni actuo de tal manera.
        Y si era muy comun en esa epoca el quedarse clavado, de hecho, si se hiciera una estadistica de “fallos” en esas epocas se tendria un porcentaje mayor ( no solamente al arranque ) .

  • ivan dice:

    En mi anterior comentario “hay” hace daño a los ojos , es “ahi” . Tenia que corregirme .
    Por cierto y en cuanto a ese comentario …”el principe negro” Elio de Angelis y Senna… buff chispas saltaron.

  • ivan dice:

    Video resumen comentado en italiano

  • Carles dice:

    Realmente, es un resumen de resumen, ya que salen la mitad de los adelantamientos que efectuan entre ellos dos. Entre los que óbvian, esta precisamente el de la vuelta 46 y desencadenante de todo lo que vino después.

    Un saludo

  • ivan dice:

    http://carloscastella.files.wordpress.com/2012/02/1982_imola_slow.jpg
    http://img6.imageshack.us/img6/9122/imola1982r.jpg
    http://carloscastella.files.wordpress.com/2012/02/201-varios1.jpg

    Carles estas fotos son todo lo que encontre en su momento , pero tu lo has dicho …Villeneuve se salio de pista…

    Esta claro que viendo este video hay que ser muy inocente para pensar que Didier se iba a dejar.

    Saludos

  • dopi dice:

    hola, se que llego tarde y que es mi primera participación en el blog (antes que nada felicitarte Carlos, “devoro” tu blog siempre que puedo aunque no participe). pero esta frase que ya conocía y que le atribuyes a un periodista:

    “…Al terminar su respuesta alguien del grupo de periodistas comentó en voz alta que de no ser por él, probablemente Gilles sí que estaría allí.”

    en varios sitios he leído que fue dicha (mas bien mascullada entre dientes, creo recordar) por Keké Rosberg, por lo menos a él se la atribuían en varios sitios en internet y creo que incluso en algún libro que tengo por casa. es solo una curiosidad que me ha llamado la atención, ya que al verlo repetido en varios sitios siempre creí que fue Rosberg el que la pronunció.

    un saludo. 😉

    P.D: ninguno de aquí tendremos la verdad absoluta ni en este, ni en tantos otros temas. cada uno tendremos nuestra opinión personal y subjetiva, pero me encanta seguir formándome la mía propia leyendo las distintas versiones y datos que se aportan entre todos, sin imponer unas sobre otras… sigue así crack! y un saludo a todos los fanáticos que andamos por aquí.

    • Hola dopi, gracias por estar aquí, interesante lo que dices de Rosberg, yo esto le leí en un libro de Nigel Roebuck, y él cuenta que lo oyó del lado de los periodistas. Pero no descarto que Rosberg lo dijera y Nigel no lo recordara con exactitud o simplemente no mencionara el nombre de Rosberg. Como dices, saber toda la verdad es imposible.
      Y pudiera ser que fuera así, porque entre los pilotos había bastante animosidad en contra de Didier.

Publicar un comentario